fbpx

Historia de los inicios del montacargas

Por MHEDA Journal

Introducción

El montacargas es una de las maquinas más utilizadas para mover mercancías y productos que impliquen recorridos cortos.  Tan solo en Norteamérica  en el año 2018 se vendieron más de un cuarto de millón de unidades. Su presencia en la industria es tan imprescindible que es difícil imaginar un gran almacén o área de embarques sin que se utilice alguno de sus diferentes modelos.

Antecedentes

Los montacargas son una evolución de las máquinas de poleas utilizadas desde la antigüedad pasando por los polipastos que fueron muy populares en las últimas décadas del siglo XIX y los camiones con plataforma de madera de a principios del siglo XX a los cuales poco después se les incorporaron motores eléctricos y baterías de tracción. Posteriormente se diseñaron plataformas eléctricas, grúas de bombas que su funcionamiento y sistemas innovadores pusieron las bases de lo que fue el primer montacargas.

El precursor del montacargas

Generalmente se reconoce al Tructractor una maquina diseñada para la fábrica de ejes de la empresa de Clark producida por esta misma compañía como el precursor del montacargas. Fue construido en 1917 en Buchanan, Michigan. Se utilizaba para transportar materiales entre los diversos departamentos y llamo la atención de los visitantes los cuales visualizaron su utilidad y no tardaron en solicitar sus propias unidades. Cabe señalar que estas primeras máquinas no contaban con horquillas

El primer montacargas

En 1923 Yale produjo el primer camión eléctrico con horquillas y un mástil elevado que podía extenderse más allá de la altura de un camión. Funcionaba con un sistema de trinquete y piñón. Este es considerado generalmente  el primer montacargas. Sin embargo presentaba un inconveniente que no permitió que se hiciera popular hasta años después y era el hecho de que el tamaño de las paletas no estaba estandarizado lo cual se resolvió hasta finales de la década de los 30s del siglo XX.

Evolución del montacargas

En 1928 la compañía Clark el Tructier el cual fue la primer montacargas de combustión interna que ya no utilizo cadena ni cables para levantar cargas sino mas bien los reemplazo por sistemas hidráulicos.

Al paso del tiempo quedo claro que se necesitarían métodos de almacenamiento que donde se diera un uso más eficiente  del espacio y se empezaron a apilar mercancías cada vez más arriba y con pasillo más angostos, lo que fue requirió mayor potencia y diseño más maniobrables a la vez que en consecuencia empezó a ser cada vez más relevante la seguridad tanto del operador de los montacargas como quienes trabajan a su alrededor. Además en los últimos años la investigación se ha enfocado en buscar innovar al utilizar energías que sean amigables con el medio ambiente además de que los materiales que se utilizan al producirlos también lo sean a la vez que al mismo tiempo; se espera que sean cada vez más eficientes y seguras.

Publicado por MHEDA Journal

Share this post